Copenhague y sus restaurantes

Habíamos pensando en hacer una guía de viaje de Copenhague, clásica con el típico qué ver en Copenhague o qué visitar en Copenhague pero lo clásico aburre y nos encanta probar formas alternativas de viajar y conocer una ciudad. ¡Arrancamos con nuestra guía de viaje de Copenhague a través de su gastronomía y restaurantes!

Kobenhavn (Copenhague en danés) definida como la ciudad más feliz y sostenible del mundo tiene una cultura gastronómica muy variada y vertebrada por su cuidado por los productos ecológicos; sobre todo primando los productos de estación, frescos y de productores cercanos. La capital de Dinamarca cuenta con más de once restaurantes galardonados internacionalmente y mencionados en la Guía Michelín.

Durante nuestro viaje hemos visitado diferentes restaurantes por los barrios de Copenhague, de esta manera hemos conocido más sobre la gastronomía nórdica fusionada con las diferentes culturas que convergen en la capital danesa.

Nuestra primera parada fue en Side Car , un restaurante en pleno barrio de Norrebro, donde disfrutamos de un delicioso vegan brunch con pan recién horneado, aguacate, shots de fruta, hummus y fruta fresca trozeada. Todo ello servido en una enorme tabla de madera, acorde con la decoración rústica-nórdica del local.

Dentro del barrio de Norrebro una visita obligatoria es Superkilen park, un parque urbano de más de media milla de longitud en el barrio más diverso de Copenhague. Tras pasear por Norrebro, visitar sus calles y descansar en Assistens Cemetery cenamos en Blue Taco , una taquería mexicana famosa por sus tacos azules por estar hechos con maíz azul, una variedad totalmente orgánica. Con más 160 reseñas en Google donde se repite una tras otra: “los mejores tacos que he comido en mi vida”, y sin duda, para nosotros también han sido los mejores tacos que hemos comido.

Acabamos el día jugando en Du pong  jugando al ping pong mientras nos tomábamos unas cervezas, ¡un plan qué hacer en Copenhague sin duda alguna!

El segundo día dedicamos la mañana al barrio de Vesterbro, famoso por su antigua zona roja al estilo Amsterdam hoy ha sufrido un gran lavado de cara y se posiciona como el barrio de moda de la capital. Arrancamos en Neighbourhood tomando el brunch para coger fuerzas para todo el día; y qué mejor que empezar el día desayunando pizza rodeados de una cuidada y moderna decoración.

Siguiendo por el barrio de Vesterbro paseamos hasta Kalvebod Bølge, la zona costera del barrio reconocido por su Kalvebod Wave, una ola de madera que hace de paseo marítimo y continuamos la tarde en Fotografisk Center, una antigua zona de naves reconvertida en espacios de exposición. Terminamos nuestro día disfrutando de los jardínes del Parque Tivoli y su preciosa iluminación al atardecer

El tercer día nos movimos en bici y lo arrancamos con una clase de cocina danesa en Hahnemanns Køkken , en el barrio de Osterbro. Pasamos una mañana increíble conociendo a fondo la cultura gastronómica danesa de la mano de la chef Trine Hahnemann, una experiencia muy bonita y enriquecedora que os recomendamos al 100% disfrutar.

Volvimos a montar en las bicis para ir hasta el Botanisk Have, un complejo que engloba varios edificios alrededor de un precioso jardín con lago, donde visitamos la exposición de dinosaurios y su casa de mariposas. Terminamos nuestro día viendo el atarcedeer junto a famosa Sirenita de Copenhague.

Nuestro penúltimo día empezamos junto al barrio de Christiania en el restaurante The Organic Boho , degustando un delicioso brunch lleno de color y sabores. Donde desayunamos batatas fritas, tortitas de arándanos y una riquísimos smoothies para luego visitar el barrio de Christiania que está a escasos 10 minutos andando del restaurante.

Ya habíamos visitado la ciudad andando, en bici y en transporte público así que decidimos hacer un tour por los canales de Copenhague, una experiencia muy recomendable de una duración de hora y media con guía en el barco. Nosotros cogimos la Copenhaguen Card de 72 horas para poder disfrutar de todas las actividades como esta, entradas a museos y parques junto con el acceso al transporte público.

Para terminar el día fuimos a la fábrica original de Carlsberg, situada en las afueras de la ciudad de Copenhague, de muy fácil acceso tanto en autobús como en tren. Allí aprendimos sobre el origen de la marca (muy interesante), degustamos la comida de su restaurante e hicimos una cata de cervezas de sus múltiples variedades, aprendiendo los matices y diferencias de cada una.

Nuestro último día en Copenhague lo dedicamos a hacer unas compras por la zona más antigua de la ciudad, descansar en el césped del parque de Kogens Have para terminar nuestra visita de la mejor forma posible: comiendo en Musling Bistro , un restaurante que nos enamoró por su decoración, llena de colorido y toques modernos. Degustamos diferentes platos, cada cual más rico y sorprendente, sin duda, una lugar que visitar en Copenhague.

Puedes ver más de nuestra aventura en Copenhague en nuestro video:

 

¡Gracias por apoyarnos!

2 Comments

  1. Muy chulo vuestro post. Yo también odio los qué ver y qué hacer que siemrpe dicen lo mismo, así que el vustro me ha parecido muy interesante. Tomo nota para mi próxima visita a Copenhague.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *