Bilbao en 24 horas

Uno de los objetivos con los que nació Road to wild fue para dar a conocer los lugares tan increíbles que tenemos dentro de España, tanto naturaleza como ciudades. De este concepto nacieron nuestra serie de videos “Sé aventurero”, hoy lo trasladamos al formato escrito con nuestra escapada a Bilbao.

Viajamos de Madrid a Bilbao en tren, nos resulta muy, muy cómodo porque podemos ir trabajando mientras viajamos. Además el tren te deja en una zona muy céntrica y bien comunicada con las diferentes zonas de Bilbao. Llegamos al medio día, por lo que dejamos el equipaje en el Airbnb, comimos y ¡a explorar!

Cruzamos hacia el Casco Viejo dejando el Mercado de la Ribera a la derecha, sin duda, esta zona no os la podéis perder. Además en el Mercado de la Ribera podeis comer de pintxos, un plan que hacer en Bilbao!

De allí fuimos directamente a una de nuestra tiendas favoritas: Arizona Vintage, tenéis que encontrar hueco para perderos entre sus prendas de segunda mano. Tienen prendas únicas muy molonas, además tienen una línea de ropa propia que también está muy bien.

Dedicamos la tarde a pasear por el Casco Viejo de Bilbao, hacer fotos entre sus callejuelas hasta llegar a la Plaza Nueva, llena de niños jugando y patinando. Después de descansar un ratito allí fuimos hacia el río para caminar por la orilla, vimos el Ayuntamiento de Bilbao y llegamos hasta el Museo Guggenheim. Lo vimos desde la orilla opuesta para poder algunas fotos con la luz cayendo y poder captar los reflejos en su fachada, no entramos porque queríamos dedicarle la mañana entera del día siguiente.

Terminamos el día viendo el atardecer desde el Mirador de Artxanda, subimos en el funicular de Bilbao. Si tenéis oportunidad, siempre que visitéis una ciudad, buscad un mirador para ver el atardecer y disfrutad de la ciudad de una forma diferente.

El día siguiente lo arrancamos directamente en el museo, la entrada al Museo Guggenheim son 10€ y merece muchísimo la pena. Su propia exposición es muy interesante y las itinerantes que tienen nos parecieron muy diferentes, con artistas radicalmente distintos. Para terminar nuestra escapada en Bilbao, fuimos a Portugalete y Getxo. Dos municipios a los que se accede en metro desde Bilbao centro, en tan solo media hora. Primero visitamos Portugalete, famoso por su Puente Colgante o Puente de Vizcaya, que conecta Portugalete con Getxo ¡por sólo cuarenta céntimos! . Paseamos por su casco y bajamos hasta la ría para ir andando hasta Santurce y volver, un paseo muy agradable y con unas vistas muy bonitas. Terminamos nuestro día cenando en Getxo, en una de sus zonas más antiguas y auténticas.

Mil gracias por leernos y apoyarnos, ¡sois geniales!

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *